previous arrow
next arrow
Slider
MÁS DE 40 AÑOS DE EXPERIENCIA

Un equipo de profesionales, a su servicio

Somos su clínica dental en L’Hospitalet de Llobregat. Nuestras especialidades abarcan los principales campos odontológicos: prótesis, implantes, odontología conservadora, endodoncia, periodoncia, gerodontología y cirugía oral.

Nuestro principal objetivo, desde siempre, es prestarle una atención totalmente personalizada, poniendo a su disposición los últimos avances científicos y tecnológicos con la mejor relación calidad/precio posible. Nuestros profesionales, en constante formación desde hace dos generaciones, estàn a su disposición para asesorarle y ayudarle en todos los aspectos relativos al cuidado y mejora de su salud buco-dental.

Mantener inalterable la belleza de su sonrisa es nuestra mejor recompensa.

MÁXIMA CALIDAD Y EFICACIA

Servicios de nuestra clínica

Odontología

Trata las patologías comunes de la cavidad oral. Cuando se produce una caries, la odontología conservadora se encarga de eliminar el tejido enfermo y de reconstruir la pieza mediante obturaciones y/o reconstrucciones.

Endodoncia

El objetivo principal de esta especialidad es conservar el diente que se encuentra profundamente dañado, extirpando la pulpa o “nervio” para poder prolongar su vida.

Periodoncia

Trata los problemas médicos relativos a las encías y al hueso que sostiene los dientes.

Implantes

Los implantes dentals son fijaciones de titanio que se colocan en el hueso con el fin de simular las piezas dentales perdidas o de retener una prótesis dental.

Prótesis dental

Esta especialidad se encarga de la restitución de los dientes perdidos, mediante la colocación de puentes y coronas dentales.

Cirugía Oral

En nuestra consulta realizamos distintos tipos de cirugía, como la extracción de cordales (muelas del juicio), extracciones complejas, cirugía preprotésica…

CONSEJOS, NOTICIAS, PROMOCIONES…

Últimas noticias del Blog

¿Cuáles son las causas habituales del desgaste dental?

3 abril, 2021
Causa 1: Envejecimiento dental Los dientes, al igual que las personas, envejecen, y al hacerlo cambian de color, se oscurecen, aparecen fisuras que recorren su estructura y desgastes que son sobre todo visibles en la superficie masticatoria. Causa 2: Maloclusión Cuando los dientes no están bien colocados dentro de las arcadas sucede que no todos los dientes tocan a la vez ni con la misma intensidad al cerrar la boca. Aquellos dientes que contactan antes o más fuerte se dice que sufren trauma oclusal y tienen una mayor tendencia desgastarse. Causa 3: Bruxismo El bruxismo es el hábito de apretar los dientes, generalmente asociado al estrés. Este apretamiento, que puede ir asociado o no al movimiento de la mandíbula, provoca la erosión del diente que será mayor o menor en función del hábito del paciente. Causa 4: Trastornos alimenticios El ácido es un potente factor de erosión dental. Es por esto que las personas bulímicas, los grandes consumidores de bebidas carbonatadas o aquellas personas que toman muchos cítricos, presentan erosiones dentales que afectan sobre todo a la cara posterior del diente. Causa 5: Cepillado dental excesivo En ocasiones un cepillado dental excesivo ya sea por número de veces diario, intensidad o dureza del cepillo, puede causar también desgastes dentales que se verán sobre todo en la cara anterior del diente. Además, en estos casos también se suele observar retracción dental.   Consecuencias del desgaste dental   Podemos dividir las consecuencias del desgaste dental en dos tipos: 1) Consecuencias estéticas: Son debidas a la pérdida de la estructura dental y causan alteraciones en la forma y el color del diente. Este tipo de pacientes presentan dientes más cortos y amarillos.   2) Consecuencias funcionales: Aparecen en los casos más avanzados y se expresan en forma de sensibilidad dental o problemas oclusales. Estos últimos son los más grabes y tienen que ver con el hecho de que al desgastarse los dientes se reduce la distancia entre el hueso maxilar y la mandíbula. En estos casos la articulación temporomandibular se ve muy comprometida y el paciente puede notar dolor dental, dolor articular y/o dolor muscular.

Retenedores Dentales: Tipos, Duración y Mantenimiento

8 febrero, 2021
Si has recibido un tratamiento de ortodoncia o estás pensando en empezar uno debes saber que al finalizar la ortodoncia deberás llevar unos retenedores dentales para mantener el resultado estético y funcional del tratamiento. Es posible que tengas varias preguntas sobre los tipos de retenedores dentales que hay, sobre cómo se lavan e incluso cuánto duran. Para ello hemos creado este artículo que hará de guía sobre los retenedores en la ortodoncia. ¿Qué son los retenedores en ortodoncia y para qué sirven?   Los retenedores son elementos de fijación que se utilizan una vez finalizada la ortodoncia para evitar que los dientes vuelvan a moverse a posiciones no deseadas. Tradicionalmente no se daba la importancia que se le da hoy en día a la retención que se considera una fase más del tratamiento.  De hecho, es muy común que los ortodoncistas hagan retratamiento en pacientes que llevaron ortodoncia hace años pero que debido a la ausencia de elementos de retención vuelven a tener los dientes mal posicionados. Y es que o bien porque en su momento no se dió la importancia suficiente a la retención, o bien porque el paciente dejó de utilizarla en algún momento, lo cierto es que, sin este tipo de aparatología, el tratamiento de ortodoncia pierde eficacia con el paso del tiempo.   Tipos de retenedores dentales   En general los retenedores ortodónticos pueden ser fijos o removibles. Retenedores dentales fijos Los retenedores fijos son unas barras de alambre que se colocan por detrás de los dientes anteriores sobretodo en la arcada inferior, pero a veces también en la arcada superior. Estos alambres se adhieren al diente a través de un adhesivo y permanecen fijos, invisibles y nada molestos a lo largo de los años. Retenedores dentales removibles Por su parte, los retenedores removibles, también llamados essix o vivera en función de si están hechos en la propia clínica o por la marca Invisalign, son mucho más comunes a raíz de la aparición de las ortodoncias invisibles y como su nombre indica son aparatos de quitar y poner. Normalmente este tipo de aparatología se lleva durante la noche, aunque en las fases iniciales, nada más finalizar el tratamiento, suele llevarse durante todo el día. Otros tipos de retenedores Existen otro tipo de retenedores removibles, llamados placas de Hawley que, aunque son cada vez menos frecuente aún se utilizan, sobretodo en niños que se han realizado tratamiento con brackets. ¿Cuánto tiempo se deben llevar los retenedores en ortodoncia?   Debido a la tendencia natural de los dientes a moverse si no tienen ningún tipo de barrera, los retenedores deberán llevarse de forma permanente una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia. Sin embargo, debido a que son muy poco molestos e invisibles lo cierto es que esta premisa tiene pocas implicaciones para el paciente más allá de que 1 vez al año deberá acudir a la consulta a hacer mantenimiento o cambiar retenedores antiguos en mal estado.   ¿Cómo se limpian los retenedores?   En cuanto a la higiene, los retenedores fijos se limpian dentro del protocolo diario

¿Por qué no dejar que te quiten un diente que no se mueve?

17 septiembre, 2020
¿Cuándo tenemos que extraer piezas los dentistas? 1. Como consecuencia de una caries: Una de las principales razones para extraer un diente es la presencia de una caries debajo de un diente que previamente ya se había tratado por caries. Puede ser que el diente estuviera endodonciado o puede que solo empastado, pero en todo caso, cuando a un diente ya se le ha hecho tratamiento y debajo de ese tratamiento sale otra caries, es más probable que ya no queden más recursos para salvar la pieza. Otras veces puede suceder que la caries afecte a un diente previamente intacto. En este caso es menos probable que debamos hacer la extracción ya que en principio aún disponemos de alternativas. Sin embargo, en ocasiones la caries ya es tan extensa que no hay nada que hacer. Finalmente puede suceder que el diente afectado por caries no sea necesario por cuestiones funcionales en cuyo caso la extracción puede ser el mejor tratamiento. Sin embargo, este supuesto es poco probable y se da sobre todo o en muelas del juicio o en pacientes mayores que ya han perdido algunos dientes en boca.   2. Como consecuencia de enfermedad periodontal: La enfermedad periodontal es una enfermedad infecciosa que EN AUSENCIA DE TRATAMIENTO provoca la pérdida del hueso que soporta al diente. En determinados casos, donde la enfermedad ha avanzado mucho, el diente presentará mucha movilidad y en estos casos, efectivamente, el mejor tratamiento será la extracción.   3. Como consecuencia de una fractura: Este es uno de los casos más complejos de diagnosticar a no ser que la fractura sea muy evidente o consecuencia de un accidente o traumatismo. En ocasiones sucede que el paciente siente molestias en un diente (suele ser premolar o molar) pero no hay caries ni tratamiento previo que justifique dichas molestias. En estos casos es posible que el diente este fisurado y se suele optar a por la extracción. Sin embargo, en ocasiones se puede endodonciar la pieza y hacer una corona teniendo muy claro el paciente que se trata de un tratamiento a medio plazo.   4. Por razones estratégicas: Sucede a veces que con el fin de poder realizar un tratamiento en mejores condiciones o más rápido se opta por la extracción de un diente mantenible que igual está mal posicionado o tiene lo que los dentistas llamamos un pronóstico reservado. En estos casos igual es mejor, para dar una respuesta a largo plazo más fiable, extraer dicho diente y no incluirlo en el tratamiento final.   5. Por fracaso de tratamientos antiguos: Seguramente una de las causas más comunes es la extracción de dientes que forman parte de tratamientos muy antiguos que han fallado total o parcialmente y que al estar ya “tocados” no permiten mucho juego al/la dentista que busca dar a su paciente una respuesta estable a largo plazo. ¿Cómo puedo saber, como paciente, que la pieza que me van a extraer no tiene otra solución? 1. Si te van a quitar un diente por caries: Pide al dentista que

¿Qué son las prótesis dentales?

25 mayo, 2020
A continuación, te daremos información sobre cómo se clasifican las prótesis dentales, pero queremos recordarte que si surgen dudas, puedes pedir cita para una  visita. Las tres clasificaciones de las prótesis dentales  1. Prótesis dentales por tipo de soporte  Dentosoportadas o soportadas por un diente. Implantosoportadas o soportadas por un implante. Mucosoportadas o soportadas por la encía porque ya no hay dientes. Prótesis dentosoportada removible. También lo llamamos esquelético Prótesis completa sobre implantes   2. Prótesis dentales por unidades de anclaje  Unitarias: cuando es un único diente/implante soportando una única corona dental. Puentes: cuando son varios dientes/implantes soportando una estructura protésica. Normalmente hacemos dos anclajes para tres coronas dentales. Completas: cuando utilizamos varios anclajes para hacer una prótesis que va de lado a lado de la boca.   3. Prótesis dentales por grado de fijación  Removibles: cuando se pueden poner y quitar por el paciente. Fijas: cuando están fijadas sobre el diente/implante y por lo tanto no se pueden quitar por parte del paciente.                              Puente implantosoportado vs dentosoportado   ¿Existen prótesis mejores y prótesis peores?    La respuesta es que no ya que cada una tiene sus indicaciones. El mejor tipo de prótesis dental se tiene que elegir de forma individualizada analizando cada caso en particular, pero vamos a intentar darte alguna pista para que no vayas a ciegas. Prótesis completa sin anclajes  Es la típica prótesis que asociamos a gente muy mayor y que visualizamos dentro de un vaso gigante de agua. Esta prótesis hoy en día prácticamente solo se utiliza como prótesis provisional en determinados casos. Si se plantea como algo definitivo suele ser porque el paciente no tiene nada de hueso para poner implantes dentales o por tema económico. Prótesis parcial dentosoportada Esta prótesis es común pero se considera incómoda en la arcada superior porque al tener paladar dificulta el habla y a veces da arcadas. Además, en pacientes con enfermedad periodontal no nos gusta porque al apoyarse sobre dientes que han perdido hueso puede dañarlos. La ventaja que tiene es que ofrece una estabilidad, estética y función aceptable a un coste bajo. Puente o corona El puente, a diferencia de las opciones anteriores, ya es una opción fija. Tiene mala fama entre algunos dentistas desde que surgió el implante y eso ha generado también una mala sensación en el paciente. La razón por la que no gusta es porque para realizar un puente has de desgastar los dientes. Este desgaste o tallado si es muy agresivo implica la necesidad de matar el nervio del diente en lo que se conoce como endodoncia. El puente sin endodoncia es el tratamiento con mejores resultados en la literatura científica. Implante España es uno de los países con una mayor tasa de implantes por paciente. Los intereses económicos de las franquicias de centros dentales ha fomentado el uso de este tipo de tratamiento y ha generado en el paciente la ilusión de que los implantes duran para toda la vida. Sin embargo, los implantes no siempre duran toda la vida y, en algunos pacientes son una
Thanks!

Correo electrónico (obligatorio)

Asunto (obligatorio)

Mensaje (obligatorio)